Sónia Ruiz 

  • Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Ramón Llull. Col. Núm 438

  • Autora del libro TRATADO DE DIETOTERAPIA

  • Máster oficial de Nutrición y Calidad de los Alimentos especialidad en Nutrición Clínica en Universitat de les Illes Balears

  • Doctorante en Ciencias de la Educación y del Deporte por la Universitat Ramón Llull. Estancia internacional en el departamento de Nutrition, Food and Exercise Science del College of Human Sciences en la Universidad Estatal de Florida (FSU).)

La nutrición es la ingesta de alimentos en dependencia a las necesidades del cuerpo. La NUTRICIÓN DEPORTIVA, ajusta los requerimientos nutricionales para optimizar el rendimiento y la recuperación del atleta en la exigencia física.

Para mejorar la productividad en el ejercicio, retrasar la fatiga, evitar la pérdida de masa muscular, y tener un buen estado de salud, es imprescindible que el deportista se alimente de forma correcta, mediante una adecuada distribución, cantidad, combinación, y selección alimentaria para no generar deficiencias energéticas ni de nutrientes. Los entrenamientos vigorosos afectan al sistema inmunológico, por lo que un deportista con una mala alimentación estará más expuesto a padecer infecciones.

Según Alarcón y Piñar en el 2003, alegaron que el ejercicio físico intenso y prolongado, genera radicales libres, y éstos originan daño muscular. Para varios autores, la producción de radicales libres se producen durante el ejercicio y durante el estado de reposo en el periodo de recuperación. El cuerpo contiene un sistema de defensa de antioxidantes que depende del aporte dietético de vitaminas y minerales, entre otros factores. Vázquez en el 2011 comentaba  que, curiosamente, la mayoría de atletas jóvenes suelen parecer más mayores debido al daño producido por el estrés oxidativo, el esfuerzo intenso, las lesiones o el envejecimiento cutáneo provocado por el sol al hacer deporte al aire libre. Y en cambio al cumplir años son los que parecen más jóvenes de su generación, debido a que al hacer deporte evitan ganar kilos, la pérdida de tono muscular y flacidez que aparece al envejecer.

 

¿QUÉ OFRECE UNA NUTRICIONISTA DEPORTIVA?

 

  • Individualización de directrices nutricionales, es decir, teniendo en cuenta la anamnesis del paciente, la composición y constitución corporal, y la frecuencia e intensidad del ejercicio físico que realiza, la nutricionista ajusta la dieta a la demanda de sus necesidades para optimizar el estado de salud del deportista, y que esté en las mejores condiciones para lograr sus objetivos en el ámbito deportivo, así como una recuperación más rápida.

 

  • Orientar y educar al atleta sobre los mejores alimentos a ingerir antes, durante y después de la practica deportiva, y dar a conocer la importancia una correcta hidratación.

 

  • Idear dietas en las diferentes fases: entrenamiento, días previos a la competencia, jornada de competición,  y recuperación.

 

  • Asesorar de posibles ayudas ergogénicas.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now