• Alcanzar las cimas más altas, recorrer los caminos más lejanos, atravesar la distancia inalcanzable supone exigirse el máximo esfuerzo y capacidad de superación para enfrentarse a lo más duro pero el dolor más intenso se produce cuando el origen del mismo reside en nuestro interior y es la causa principal de nuestra impotencia...

 

  • Cuando tengas la percepción de que tu capacidad de alcance se reduce y tus límites están próximos, no cuestiones demasiado la situación. Es el movimiento y la acción lo que va a liberarte de ese círculo cerrado...

 

  • No eres mejor que nadie simplemente mostrando tu fuerza … La auténtica grandeza está en aquellos que tratan de superar sus debilidades ... Ellos son los verdaderos luchadores...

 

  • Los grandes proyectos se inician siempre partiendo de la nada. Nunca pretendas construir tu sueño desde las alturas. Lo fácil no exige tu máximo esfuerzo, lo difícil extrae lo mejor de uno mismo.

 

  • No podemos pretender interpretar las señales que nos conducen hacia el horizonte si no somos capaces de descifrar el entorno en el que nos movemos…

 

  • Si el camino no es un sendero fácil y las dificultades crecen en el trayecto, si cada vez que avanzas encuentras obstáculos inesperados... Entonces puedes estar convencido de progresar en la dirección adecuada para llegar al lugar que estás buscando...

 

  • Abres los ojos a un nuevo día y crees que lo que ves a tu alrededor configura tu realidad.... Pero esa realidad es pura ficción, es tan sólo una traslación del mundo material. La verdadera imagen de ti mismo, de todo lo que eres, está en tu interior. Ese es el punto de partida desde donde debes empezar a construir tu propio mundo y desarrollar tu existencia.

 

  • Todo aquello que forma parte de ti mismo es tu tarjeta de presentación. No quieras ocultar tus imperfecciones, si compartes tu identidad sabrás realmente quién está a tu lado...

 

  • La vida amanece cada día con su equipaje de incertidumbre y hay que plantearse cómo resolver las incógnitas pero recuerda que la estrategia que utilices para superar los retos cotidianos es más importante que la dificultad en sí misma... 

 

  • Nunca permitas que las circunstancias te hagan perder tus convicciones. Todo lo que percibes está en función de cómo lo interpretas y por muy grande que sean los obstáculos en tu interior tienes las armas necesarias para superarlos... Trabaja tu mente....